Soft seating y los beneficios de aplicarlo en tu empresa

Cada día podemos ver más empresas que apuestan por oficinas diseñadas por y para el empleado, surgiendo así nuevos conceptos como es el soft seating. Se trata del diseño de espacios pensados para que el trabajador pueda relajarse o disponga de lugares más cómodos y creativos. ¿Quieres conocer más sobre qué es el soft seating? Sigue leyendo, te vamos a mostrar por qué aplicarlo en tu empresa.

Soft seating: aumenta la productividad, disminuye el malestar laboral

Las 4 claves del Soft seating que benefician a tu empresa: productividad, clima laboral, imagen de marca y responsabilidad social corporativa.

Hay días interminables con mil tareas por delante, días en los que necesitas que surjan ideas creativas o días en los que quieres reunirte con algunos compañeros para debatir sobre un tema específico de forma más distendida. Para todo eso y para mucho más sirve el soft seating.

En esos días, disponer de un espacio soft seating donde desconectar de tu lugar rutinario de trabajo, tener una reunión más coloquial con algún compañero, hacer brainstormings o realizar alguna otra técnica de creatividad, es una opción que beneficia tanto a empleados como a responsables o jefes. A continuación, descubrimos por qué aplicar el soft seating en tu oficina:

> Productividad:

Una de los beneficios más destacados de aplicar soft seating en oficinas es el aumento de la productividad de los empleados. ¿Por qué? Porque cualquier profesional puede tener un mal día, que las ideas no fluyan y que el trabajo no salga. Cambiar el espacio usual por un lugar diferente es una opción para paliar esa sensación de malestar. Por ello, es una forma de aumentar la productividad laboral.

> Clima laboral:

Un empleado que siente que se piensa en su bienestar laboral produce, por ende, que tenga un sentimiento positivo. El soft seating se puede utilizar para reuniones más amenas y divertidas, para tomar un café después de comer o para trabajar la improvisación y creatividad. Todo ello, generará un buen rollo a nivel general, lo que se traduce en un óptimo clima laboral.

> Imagen de marca:

Las dos características anteriores te llevarán a que la imagen de tu empresa sea positiva para tu público interno (empleados) y en consecuencia para tu público externo (clientes, usuarios, etc).

> Responsabilidad social corporativa:

Sí, una parte muy importante de la responsabilidad social corporativa es la dimensión interna, la que vela por el bienestar de los empleados y la conciliación familiar (entre otras muchas más, claro). Fomentar espacios de trabajo más dinámicos, flexibles y que piensen en el profesional es estar llevando a cabo una acción de responsabilidad social corporativa con dimensión interna.

Una empresa que busca encontrar la oficina ideal, busca también fomentar un espacio de trabajo flexible que apueste por el bienestar de los trabajadores, aumentando así la productividad en el trabajo y la fórmula del éxito empresarial.

Podemos ayudarte con el mobiliario que necesitas

Escríbenos y solicita nuestra asesoría